Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Fisioterapia (calor y frío, masajes, láser, onda corta, magnetoterapia, ultrasonidos y ondas de choque, corrientes interferenciales)

Consiste en aplicar calor, frío, masajes o aparatos como diatermia por onda corta, ultrasonidos, magnetoterapia o láser. Aunque el ejercicio suele formar parte de los programas de fisioterapia, se describe por separado

Objetivo

Mejorar el dolor.

Fundamento teórico

Varios aspectos teóricos podrían explicar el eventual efecto de estos procedimientos (lo que en sí mismo no significa que ese efecto exista o sea perceptible).

La dilatación de los vasos es un aspecto esencial de la inflamación. Por eso se ha propuesto que en aquellos casos en los que ese es un factor importante, el frío podía ser beneficioso al tender a contraer los vasos.

Se asume que la contractura muscular afecta negativamente al riego sanguíneo al músculo, contribuyendo así a aumentar el dolor. En los casos en los que ese factor es importante, como en los casos crónicos, se ha propuesto que el calor podía ser beneficioso, pues tiende a dilatar los vasos y mejorar el riego sanguíneo. En esos casos, también se ha propuesto que el masaje podría tener un efecto beneficioso al estirar la musculatura contracturada. También las corrientes interferenciales producen un incremento del flujo sanguíneo al tejido. La idea es que la diatermia por onda corta también produciría un calor en un punto concreto -y no en un área- y más penetrante, por lo que alcanzaría tejidos más profundos.

Algunos estudios de laboratorio sugieren que el láser –algunos de cuyos tipos también pueden generar calor- también puede aumentar el grado de actividad de las células.

Los ultrasonidos y las ondas de choque, dos formas de vibroterapia que se diferencian en la frecuencia de la vibración de las ondas que utilizan, producirían un incremento  del metabolismo local y de la circulación sanguínea, que aumentaría la flexibilidad del tejido conectivo y  
aceleraría la regeneración de los tejidos, lo que podría reducir el dolor
y la rigidez, y mejorar la movilidad.

Pruebas científicas de su eficacia

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible no incluyen estos procedimientos, pese a que este tipo de tratamientos se usa muy habitualmente. Las corrientes interferenciales, la onda corta, y el calor no han sido adecuadamente evaluados. Los estudios realizados  sugieren que:

  • Los ultrasonidos no tienen efecto; son inútiles tanto para los pacientes agudos como para los crónicos, y tanto para los que tienen dolor irradiado a las piernas como para los que no lo tienen. Así, no hay ningún caso de dolor lumbar en el que su uso clínico está justificado.

  • El masaje tiene un efecto, aunque relativamente leve, corto en el tiempo y sin grandes diferencias entre distintos tipos de masaje.

  • El láser es más eficaz que el placebo sobre el dolor cervical y lumbar, aunque no está claro si la magnitud de ese efecto resulta clínicamente relevante o si añadirlo a otras técnicas mejora la efectividad del tratamiento.

Indicaciones

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible no los recomiendan. Algunas de esas recomendaciones sugieren que si el paciente lo pide, el médico puede darle consejos sobre la auto-aplicación de calor o frío, en su propio domicilio, para el alivio transitorio de los síntomas.

Por otra parte, el láser ha demostrado ser más eficaz que el placebo y sus efectos secundarios han demostrado ser infrecuentes y menores; así, no hay motivo para recomendar en contra de su uso. Sin embargo, como no están definidos los casos concretos en los que están indicados ni las condiciones en las que se deben aplicar (en qué lugar anatómico, los criterios de acreditación que deben superar quienes los apliquen, etc.), tampoco se puede recomendar la generalización de su uso.

También el masaje  puede ser recomendado para la mejoría sintomática a corto plazo de los episodios dolorosos.
Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 21 Febrero, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos