Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Infiltraciones epidurales

Consiste en inyectar antiinflamatorios esteroideos -derivados de la cortisona-, solos o con anestésicos locales en el canal medular, en la zona que rodea las membranas que envuelven la médula. Esta zona se denomina "espacio epidural".


Vértebra vista desde arriba

1. Lamina
2. Apófisis espinosa
3. Apófisis transversa
4. Cuerpo
5. Canal medular

Objetivo:

Reducir la inflamación, especialmente de las raíces nerviosas, y mejorar el dolor.

Fundamento teórico:

La inflamación de la raíz nerviosa, a veces provocada por su compresión, es la causa de la aparición del dolor irradiado. Los derivados de la cortisona tienen un efecto antiinflamatorio muy potente, aunque sus riesgos y contraindicaciones impiden administrarlos de forma continuada por vía general. Además, cuando se administran por vía general sólo tiene efecto la parte de la dosis administrada que a través de la sangre alcanza los territorios inflamados. Para aumentar la eficacia de su efecto antiinflamatorio y disminuir sus riesgos, en la infiltración se colocan los esteroides en el espacio dural, de forma que tienen un efecto local potente y menos efectos secundarios. Así se conseguiría desinflamar la raíz nerviosa y mejorar el dolor irradiado.

Del mismo modo, la administración en ese espacio de anestésicos locales permite que un mayor porcentaje de la dosis administrada tenga efecto. Así se conseguiría mejorar la intensidad del dolor irradiado.

Pruebas científicas de su eficacia:

Algunas de las primeras recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible indicaban que las infiltraciones epidurales carecen de efecto en los pacientes agudos. Sin embargo, otras posteriores consideran el resultado de estudios más recientes y establecen que las infiltraciones epidurales de esteroides, con o sin anestésicos locales, son eficaces para mejorar a corto plazo el dolor de espalda con ciática, aunque no para el dolor de espalda sin ciática.

Un estudio posterior a la publicación de esas recomendaciones demuestra que en los pacientes con ciática en los que hay criterio para operarlos, las infiltraciones epidurales consiguen una mejoría transitoria, pero no evitan que finalmente deban ser operados.

Riesgos y contraindicaciones:

Algunas de las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible señalan que las infiltraciones epidurales rara vez causan efectos secundarios, pero que éstos son peligrosos cuando se producen. Se han observado casos de dolor de cabeza, aumento de la intensidad del dolor de espalda y de la ciática, y fiebre. La punción inadvertida de la membrana dural -una de las membranas que envuelve la médula- ocurre entre el 0,5% y el 2,5% de los casos. Excepcionalmente se han descrito abcesos durales o meningitis tras infiltraciones epidurales.

Indicaciones:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible no incluyen las infiltraciones epidurales en el protocolo de manejo del dolor de espalda. En base a los estudios realizados, puede tener sentido contemplar su uso para el alivio transitorio del dolor en pacientes con ciática, en los que el dolor es intenso y resiste a los demás tratamientos, y no existen indicaciones para operar.

Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 21 Febrero, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos