Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Plantillas y alzas

Objetivo:

Mejorar el reparto de la carga.

Fundamento teórico:

La columna vertebral y la musculatura de la espalda contribuyen a mantener las posturas y el equilibrio, transmitiendo la carga de la parte superior del cuerpo a las piernas y pies. Si hay alteraciones que afectan la transmisión de la carga en piernas o pies, la columna vertebral podría soportar un exceso de carga, que terminaría por conllevar la adopción de posturas incorrectas y/o su contractura muscular, provocando dolor de espalda.

Ese mecanismo podría existir en pacientes con una pierna más larga que otra -"heterometría" de los miembros inferiores-, alteraciones de la forma del pie, como pies planos o cavos, o en sujetos que deben permanecer muchas horas de pie y lo hacen con zapatos inadecuados. De ser así, se sugeriría la conveniencia de colocar alzas en el lado en el que la pierna es más corta, o plantillas para corregir el apoyo en los casos de pies planos o cavos.

Sin embargo, los estudios epidemiológicos realizados han demostrado que el dolor de espalda no afecta más frecuentemente a quienes tienen pies cavos o planos, ni a quienes tienen una diferencia de 2 cms. o menos en la longitud de ambas piernas.

Los detractores de las alzas indican que, en un paciente adulto que previamente no ha tenido dolores de espalda, la musculatura se ha adaptado a la diferencia en la longitud de las piernas y a la asimetría en el reparto de cargas, por lo que colocar una puede desestabilizar el equilibrio previamente alcanzado, desencadenando o aumentando el dolor.

Pruebas científicas de su eficacia:

Un estudio que ha analizado los resultados de los estudios de mayor calidad realizados para valorar la eficacia de las plantillas o alzas, concluye que las pruebas científicas disponibles no fundamentan su uso para prevenir ni tratar el dolor de espalda.

Algunas guías de práctica clínica recomiendan las alzas para pacientes con molestias lumbares que deban permanecer de pie durante largos períodos de tiempo, aunque reconocen que ningún estudio demuestra su eficacia, especialmente si la diferencia de longitud de las piernas es de menos de 2 cms.

 

Riesgos y contraindicaciones:

Algunos pacientes han informado de aumento del dolor de espalda tras empezar a usar plantillas o, más frecuentemente, un alza.

Indicaciones:

Puede tener sentido plantearse el uso de plantillas en pacientes que tengan o hayan tenido molestias lumbares y que, por su profesión, deban permanecer mucho tiempo de pie, y el de un alza en aquellos casos en los que la diferencia de longitud entre ambas piernas es de más de 2 cms.

En ambos casos, deben retirarse si la molestia no mejora o, desde luego, si empeora.

Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 26 Agosto, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos