Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Terapia cognitiva multimodal

Consiste en aplicar métodos para modificar positivamente el comportamiento del paciente. Aunque los programas pueden variar de un ámbito a otro, los más completos usan técnicas psicológicas de modificación de comportamientos, dan información al paciente e incluyen ejercicio físico, técnicas de relajación muscular y medidas en el entorno familiar, social y laboral.

Objetivo:

Modificar la actitud y el comportamiento del paciente con dolor de espalda, promoviendo la confianza en su capacidad física e incitándole a estar tan activo como sea posible.

Fundamento teórico:

Muchos pacientes con dolor de espalda crónicos desarrollan una actitud ante el dolor que desencadena un círculo vicioso consistente en ansiedad y miedo exagerado al dolor, exceso de reposo, falta de actividad física, desconfianza en su capacidad física y aumento del riesgo de padecer episodios dolorosos más largos y frecuentes. Finalmente, esa situación puede terminar en más dolor de espalda, incapacidad, depresión e invalidez laboral.

La terapia comportamental pretende mejorar que el dolor de espalda y evitar que genere esas consecuencias psicológicas y sociales. Su objetivo es mejorar la actitud y comportamiento del paciente ante el dolor, con el fin de incitarle a estar tan activo como sea posible y enfrentarse mejor al dolor.

Distintos programas incluyen diferentes técnicas para lograr ese objetivo. Los más completos son muy intensivos y duran 8 horas diarias durante 4 semanas. Incluyen 3 horas diarias de ejercicio y actividad física, establecimiento individualizado de los objetivos de rehabilitación a los que cada paciente puede aspirar, resolución de problemas, sesiones de relajación, educación sanitaria y contactos con el entorno familiar, social y laboral del enfermo, de forma que toda la información e incentivos que reciba le estimulen a aumentar su actividad y minimizar las limitaciones que causa el dolor. Esos programas incluyen la participación de médicos, fisioterapeutas, enfermeras y psicólogos.

Pruebas científicas de su eficacia:

Los estudios científicos realizados coinciden en señalar que el tratamiento cognitivo-conductual es efectivo para mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo en los pacientes con dolor intenso y muy crónico.

Riesgos y contraindicaciones:

Ninguno, salvo que su complejidad y coste puede limitar su accesibilidad.

No hay pruebas de que un tipo de terapia comportamental sea mejor que otra.

Indicaciones:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en aconsejar el tratamiento cognitivo-conductual ya que mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo, ejerciendo un efecto similar a los programas multidisciplinarios de rehabilitación.

La terapia comportamental está indicada en pacientes muy crónicos en los que han fracasado previamente el resto de tratamientos y en aquellos en los que pueden existir factores psico-sociales que aumenten el riesgo de que se conviertan en crónicos y se encuentren en situación laboral potencialmente activa. En pacientes con dolor de espalda crónico intenso asociado a degeneración discal, los efectos que consigue el tratamiento cognitivo conductual asociado al ejercicio son similares a los de la cirugía con unos riesgos y efectos secundarios marcadamente menores.

Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 3 Febrero, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos