Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Información al Paciente (y "programas educativos breves")

Consiste en dar al paciente información y consejo:

a) Información; incluyendo, por ejemplo, cuál es la causa más probable de su dolor de espalda, qué estrategia de tratamiento está indicada en su caso y qué pronóstico tiene. Los "programas educativos breves" incluyen la información que se puede dar en una consulta, la entrega de un folleto educativo, o el uso de Internet y grupos de discusión entre pacientes.

b) Consejos; incluyendo, por ejemplo, cuál debe ser su grado de actividad mientras dure el dolor y después. Más adelante se indican los consejos recomendados.

Objetivo

Aportar la información suficiente para que el paciente sepa qué le ocurre y qué perspectivas de solución existen, así como consejos concretos que le ayuden a sobrellevar el episodio doloroso y disminuir su duración y el riesgo de que repita (fomentando las actitudes activas y reduciendo el miedo).

Los estudios científicos realizados demuestran que los pacientes valoran no sólo la efectividad de los tratamientos, sino también la calidad humana del trato recibido por sus médicos, que les inspiren confianza, y entiendan su situación y vivencia.

Fundamento teórico

La lógica subyacente es que si el paciente sabe qué le ocurre podrá participar activamente en su curación, evitar factores de riesgo y tomar medidas para prevenir la reaparición del dolor. Además, cuanto mayor sea su conocimiento sobre el dolor de espalda y su pronóstico, menor será su ansiedad y, por lo tanto, mejor su calidad de vida.

Pruebas científicas de su eficacia.

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible tienen en cuenta estudios científicos que demuestran que dar la información y consejos apropiados al paciente disminuye su ansiedad, y aumenta el grado de satisfacción con la atención sanitaria recibida

Riesgos

En principio, ninguno.

Indicaciones

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible recomiendan dar la información y los consejos apropiados a todos los pacientes con dolor de espalda. Algunas de esas recomendaciones plantean que es necesaria dar información más extensiva a los pacientes con tendencia a ser aprensivos y aquellos en los que el tiempo de recuperación es previsiblemente más largo, como aquéllos que tienen dolor irradiado además de dolor de espalda.

Los consejos genéricos recomendados por la evidencia científica disponible son:

1. Intentar evitar el reposo en cama

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en señalar que el reposo en cama no es eficaz para el tratamiento del dolor de espalda. Por ejemplo, un estudio demostró que el grupo de pacientes que reposó en cama durante un período de 2 a 7 días evolucionó peor que el que mantuvo el grado de actividad que el dolor le permitía desarrollar.

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible contemplan que la intensidad del dolor puede obligar a algunos pacientes a quedarse en cama durante unos días, habitualmente no más de 2, especialmente cuando hay dolor irradiado. Pero eso debe ser considerado una consecuencia del dolor, y no un tratamiento, puesto que no tiene ningún efecto benéfico sobre la duración del episodio.

El reposo en cama puede ser contraproducente. Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en señalar que el reposo en cama, especialmente si dura más de 2 días, conlleva pérdida de fuerza y aumenta la dificultad para rehabilitar al paciente, favoreciendo que el dolor dure más y pueda cronificarse.

2. Intentar mantenerse activo

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en señalar que es conveniente que el paciente con dolor de espalda mantenga el grado de actividad que el dolor le permita, es decir, que haga todo aquello que pueda, vaya aumentando progresivamente su actividad a medida que vaya mejorando y que regrese al trabajo tan pronto como pueda. Mantener el mayor grado de actividad posible mejora el dolor y la limitación.

Tenga una actitud positiva ante el dolor y evite obsesionarse con él. No permita que condicione su vida.

3. Evitar sobrecargas de la espalda

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible establecen que, aun manteniendo el grado de actividad que puedan, los pacientes lo hagan de forma que no sobrecarguen su espalda, aplicando normas de higiene postural.

Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 29 Octubre, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos