Red Investigadores Espalda   Fundación Kovacs   Mapa web        Buscador
 
   Portada       Acerca del Web de la Espalda   
 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 El dolor de EspaldaTratamientos del dolor de espalda

Base, indicaciones y riesgos: Reposo en cama

Objetivo

Dar tiempo a que se resuelva espontáneamente la causa del dolor.

Fundamento teórico

Existen estudios científicos que demuestran que el núcleo pulposo que sale de la envuelta fibrosa en una hernia discal, tiende a perder volumen con el paso del tiempo. También otras lesiones, como los desgarros musculares, tienden a curarse espontáneamente. La lógica subyacente a la recomendación de reposo era dar tiempo a que estos fenómenos se produjeran sin sobrecargar mientras tanto la columna vertebral.

Pruebas científicas de su eficacia

Los estudios científicos realizados coinciden en señalar que el reposo en cama no es eficaz para el tratamiento del dolor de espalda. Por ejemplo, un estudio demostró que el grupo de pacientes que reposó en cama durante un período de 2 a 7 días evolucionó peor que el que mantuvo el grado de actividad que el dolor le permitía desarrollar.

El reposo en cama aumenta la intensidad y duración del dolor, el grado de incapacidad, la duración de la baja laboral y el riesgo de que el dolor se cronifique.

Riesgos y contraindicaciones

Los estudios científicos disponibles coinciden en señalar que el reposo en cama, especialmente si dura más de 2 días, conlleva pérdida de fuerza y aumenta la dificultad para rehabilitar al paciente.

Indicaciones

Las Guías de Práctica clínica basadas en la evidencia científica disponible coinciden en desaconsejar el reposo en cama como tratamiento del dolor de espalda.

En algunos pacientes, la intensidad del dolor puede obligarles a quedarse en cama durante unos días, habitualmente no más de 2, especialmente cuando hay dolor irradiado. Pero eso debe ser considerado una consecuencia del dolor, y evitado cuando es posible. No es por tanto un tratamiento, puesto que no tiene ningún efecto benéfico sobre la duración del episodio.

Volver a página anterior   Subir a inicio de contenido   
 Última actualización: 2 Febrero, 2014

     © 2003 Fundación Kovacs. All rights reserved. Webmaster · Política de protección de datos